La meva foto
Em diuen Carles Alòs i sóc un apàtrida. Aquest blog serà un viatge pels indrets més amagats de l'ànima, per les emocions més intenses i pel viure quotidià de cada dia. Agafen cadira i seguen, de la resta, jo m'encarregue,

dilluns, 4 de juliol de 2011

Me faltan las palabras para definir
lo que fue mi abuelo en mi vida.
Como el golpe de una azada
y el silbido de una hoz
mi abuelo fue mi corazón
mi aliento y mi dolor.

En la tierra está tu nombre y yo te sigo
presuroso, recordándote y orándote
como mi amigo y guardián.

No llores más por tus lamentos,
yo te escucho y te entiendo.
Vuela, sobrevuela, el horizonte.
Tus oidos son mi lanza
mis flechas tu corazón.

Está helando y yo te sigo en la tierra y en el cielo.
Las estrellas me sonríen
y yo juego y comparto tu corazón con mis designios.

Las flores se secan cuando tú no estás
y te llamo y te proclamo.

Perdóname por distinguirte con la medalla del dolor.
Alberto no te aflijas ni trastabilles en la oración.
Te ruego que no decaigas y sujetes mi razón.

Carles.A.2010

2 comentaris:

  1. Cuando faltan palabras para definir, lo más bonito es lo que no se ha dicho en el poema

    ResponElimina
  2. Puede ser, pero antes que el silencio prefiero hacer una aproximación.

    ResponElimina

Benvingut al meu blog, seu i relaxa't. Puc preparar un café i intercanviar opinions.