La meva foto
Em diuen Carles Alòs i sóc un apàtrida. Aquest blog serà un viatge pels indrets més amagats de l'ànima, per les emocions més intenses i pel viure quotidià de cada dia. Agafen cadira i seguen, de la resta, jo m'encarregue,

dimecres, 27 d’octubre de 2010

Oh mi yo, oh vida.



¡Oh mi yo! ¡Oh vida! De sus preguntas que vuelven,
del interminable desfile de los desleales, de las 
ciudades llenas de necios,
de mí mismo, que me reprocho siempre (pues
¿quién más necio que yo, ni más desleal?),
de los ojos que en vano ansían la luz, de los objetos
despreciables, de la lucha siempre renovada,
de los malos resultados de todo, de las multitudes
afanosas y sórdidas que me rodean,
de los años vacíos e inútiles de los demás, yo
entrelazado con los otros.
 
La pregunta, ¡oh mi yo!, la pregunta triste 
vuelve: ¿qué de bueno hay en medio de estas
cosas, oh mi yo, oh vida?
Respuesta: Que estás aquí, que existe la vida y la identidad,
que prosigue el poderoso drama y que
tú puedes contribuir con un verso.
 
Whalt Whitman. 
 
 

3 comentaris:

  1. Oh capitán, mi capitán! La eterna cuestión de la identidad y del más infame de los hechos:amarse a sí mismo.

    ResponElimina
  2. Ya tenemos un buen abanico de especimenes poéticos (tanto genios como fantasmas "del mar en el que se ahogan) aunuqe no sé yo si esos últimos se pueden llamar "poéticos" pero sí "especimenes". Las noches del jueves siempre traen casualidades, la vez pasada Rayuela y esta un poema inspirado en Whitman (con dedicatoria para el cumpleañero incluida)!

    ResponElimina
  3. Ja ja, la verdad es que sí. Cada vez nos sentimos en el kaf más como en casa. Viva Whitman y Cortázar !

    ResponElimina

Benvingut al meu blog, seu i relaxa't. Puc preparar un café i intercanviar opinions.